Tal vez por la lejanía de mi tierra, muchas de mis piezas se inspiran en el mar, y esta colección fue una de las primeras. Su origen está en la pieza del collar a modo de chal donde cinco anchoas, muy típicas de mi tierra se colocan sobre una red irregular compuesta de “trazos”, hilos que se entrecruzan, además, todo este conjunto se sujeta enredándose en una red de pesca real (obtenida de un pescador de San Vicente de la Barquera) que hará las veces de chal como puedes ver en las fotografías; para acompañar este chal recomiendo los pendientes de la colección trazos, ya que por el momento los propios de esta colección podrían resultar excesivos por su tamaño.

Posteriormente creé los pendientes, estos, aunque ligeros son de gran tamaño y personalmente recomendaría llevarlos solos a modo de pieza principal, para que acaparen toda la atención.

Finalmente me decidí a hacer un broche, aunque en él sólo hay una anchoa tiene buen tamaño, y en caso de desearlo también podría adaptarse para llevarlo como la pieza del “chal” enredado en una red de pesca.

Product added to wishlist
Product added to compare.

Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia al navegar por la web. Para continuar utilizando la web, es importante que acepte su uso. Más información en la Política de cookies